Lo que necesitas saber sobre los andadores para ancianos

post portada andadores

Muy buenas a todo el mundo, espero que os vaya todo muy bien. Aquí estoy otra vez pero esta vez para hablaros de un producto muy utilizado especialmente por personas mayores con dificultad de movimiento. Me refiero a los andadores.

Antes de comenzar la lectura de este artículo os recomiendo leer el anterior post sobre cómo debemos usar las muletas, así obtendréis una visión general sobre el uso adecuado que debemos darle a los productos utilizados como apoyo al caminar.

¿Qué es un andador y para qué funciona?

Bien vayamos al meollo de la cuestión Un andador, ¿qué es un andador?

Los andadores también llamados caminadores o deambuladores, son un producto de apoyo que permite a las personas con dificultades para caminar, como personas mayores o ancianos, poder desplazarse y moverse de la forma más independiente posible mediante un apoyo superior a la que ofrece, por ejemplo, un bastón o muleta. Pueden usarse cuando hay falta de fuerza en los miembros inferiores, alteraciones del equilibrio, pero también para reducir el dolor de los músculos y articulaciones redistribuyendo el peso.

Existen distintos tipos en función de las necesidades. Consiste en una estructura de acero o aluminio con cuatro apoyos (estáticos, móviles o mixtos) y empuñaduras, con la opción de sistema de frenado.

Tipos de andadores

Principalmente, Son tres los tipos de andadores que dominan en el mercado:

  •          Andadores sin ruedas
  •          Andadores con ruedas
  •          Andadores posteriores

Ahora os explico detalladamente el uso de cada uno de estos, y a su vez los diferentes subtipos que podemos encontrar

Andadores sin ruedas

Estándar: Ofrece más estabilidad que un bastón o muleta, con el inconveniente de requerir, para su uso, estabilidad suficiente (en bipedestación). Esto se debe a su modo de empleo para el cual es necesario dar un paso y levantar el andador.

Este tipo de andador está dirigido a personas que has sido intervenidas (procesos postquirúrgicos)

Estándar articulado: Este tipo de andador permite mover los dos lados alternativamente sin tener que levantar el andador para avanzar.

[su_quote class=”comillas”]¡¡Atención!! Los andadores articulados no están recomendados para pacientes con problemas en la cadera, así que mucho ojo a la hora de elegir andador[/su_quote]

Andador de incorporaciónEl andador de incorporación está equipado con dos pares de empuñaduras: un par a media altura para levantarse o incorporarse cuando la persona está sentada, y un par a la altura normal para avanzar.

Andadores con ruedas

Existen andadores con dos, tres o cuatro ruedas que, a diferencia de los andadores simples, permiten disminuir el esfuerzo, evitando la aparición de fatiga, ya que no es necesario levantar el andador para poder avanzar.

 

Andador con dos ruedas

Estos modelos cuentan con dos ruedas delanteras y dos contreras traseras (apoyos fijos), lo que dificulta su uso en terrenos irregulares (alfombras, irregularidades del suelo).

Es por ello, que su uso quede delimitado a interiores, evitando así el empleo de éste en exteriores. Son un término medio entre los andadores simples (muy estables) y los andadores de cuatro ruedas.

Este tipo de andador es estable, fácil de usar y regulable en altura y las empuñaduras deben de estar a la altura de la muñeca con el cuerpo totalmente erguido.

Andador de tres o cuatro ruedas

Los andadores con cuatro ruedas se desplazan mejor en terreno irregular, por lo que su uso queda recomendado tanto para interiores como exteriores, teniendo en cuenta la importancia que supone para su uso que la persona tenga la fuerza, destreza y capacidad de reacción suficiente para accionar los frenos.

Estos andadores cuentan con ruedas estáticas o direccionales y frenos en las ruedas traseras (freno por presión o maneta).

Dependiendo de las necesidades estos andadores pueden adaptarse a través de accesorios tales como cestas, bandejas, asiento (de espuma o poliuretano), e incluso soporte para los antebrazos, específicos para personas con reumatismo, artritis o cualquier otro problema que impida que se pueda sujetar con seguridad al andador con las manos.

Tienen la ventaja de ser plegables facilitando su transporte y movilidad.

Andadores posteriores

El andador está situado detrás de la persona y dispone de un mecanismo de bloqueo para que no se desplace hacia atrás.

Su uso queda dirigido al ámbito pediátrico.

Materiales  

Los andadores están fabricados, en su mayoría, de aluminio, aunque también se encuentran los elaborados en material de acero aunque estos últimos quizás sean menos prácticos para ancianos o personas de edad avanzada. Para estos últimos hay que tener en cuenta el incremento de peso que aporta este material, pudiendo ocasionar fatiga o la imposibilidad de su uso.

Estos materiales no requieren de un mantenimiento especial.

Existen distintos tipos de empuñadura: anatómicas o de puño blando.

Cómo utilizar un andador

Para proceder a un correcto uso del andador debemos tener en cuenta las siguientes indicaciones:

  •        Posicionarse frente al andador
  •        Agarrar las empuñaduras ajustadas a la altura del usuario
  •        Levantar el andador para proceder a su desplazamiento a una distancia…
  •        Apoyarse en su estructura
  •        Pasos cortos

Con estos sencillos consejos vuestra seguridad y salud, seguro que se verán reforzadas.

Enhorabuena, ya sabes lo que necesitas sobre andadores para ancianos

Ahora cuando os dispongáis a comprar un andador tened en cuenta la información, que muy gustosamente, he compartido con vosotros. No obstante si os surge cualquier duda podéis contactar conmigo. Si además necesitáis andadores adaptados a vuestras necesidades pincha en el siguiente botón y encontraréis lo que buscáis.

[su_button url=”https://www.ortopediaflorencio.com/32-andadores” target=”blank” style=”flat” background=”#BA007C” size=”7″ center=”yes” text_shadow=”0px 0px 0px #000000″]Andadores[/su_button]

 

Eso es todo, espero que os haya sido de gran utilidad toda la información y en el próximo post os hablaré de uno de los temas más interesante referentes a productos de movilidad que suelen despertar muchísimas dudas y consultas.

Un abrazo y que os vayan bien ¡hasta la próxima!

4 comentarios
  1. Mari Dice:

    Enhorabuena, muy bien detallado. Soy cuidadora de mayores y los andadores son muy necesarios para la movilidad de los ancianos.

    Responder
  2. Elsa Pintow Dice:

    hola, tengo que usar andador sin ruedas que se desliza por los extremos
    como se debe coordinar el avance con la pierna?

    Responder
    • Florencio Dice:

      Hola ¿Qué tal?
      El andador que tiene es muy fácil de utilizar. Si empezamos articular el lado derecho, debemos avanzar el brazo y la pierna derecha a la vez, luego lo mismo con el lado izquierdo y así sucesivamente. No es necesario levantar el andador y siempre con pasos cortos. Espero que le haya sido de ayuda y un saludo

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *