gruas para ancianos

Grúas para ancianos. Ventajas y recomendaciones. Ortopedia Florencio

Las grúas son un tipo de ayuda técnica recomendadas a aquellas personas que no pueden hacer por sí mismas la incorporación (grúas de bipedestación), pero puede hacer buen apoyo con los pies y tiene suficiente tono muscular, para transferencia. En el caso de no ser posible el uso de este tipo de grúa, será necesario utilizar una grúa pasiva de elevación y traslado.

Es muy importante, en el uso de una grúa, que ésta tenga potencia para levantar el peso de la persona y elegir el arnés que se corresponda con la función, talla y capacidad del usuario, según su tono muscular, situación cognitiva, actividad, etc. La incorrecta colocación del arnés condiciona, en muchos casos, la seguridad en el manejo de la grúa.

Existen tres tipos principales de grúas:

  1. Grúas móviles (o grúas con ruedas)

Este tipo de grúas disponen de una base con ruedas, que permiten su uso en cualquier sitio donde haya espacio suficiente para la maniobra. Habitualmente son plegables o desmontables, lo cual facilita su almacenamiento y transporte, y disponen de frenos en las ruedas traseras.

Es necesario desplazar la grúa para realizar las transferencias, ya que, por motivos de estabilidad, el brazo de la grúa no puede girar respecto a la base.

Permiten la realización de traslados entre habitaciones cercanas y practicar transferencias a sillas de ruedas, asientos de ducha, camas, tazas de inodoro, bañeras elevadas, o incluso elevar al usuario desde el suelo.

Entre los inconvenientes figura la necesidad de disponer de espacio y de una superficie de maniobra suficiente para poder realizar las transferencias. Pueden ser voluminosas y requerir mucho espacio para su almacenamiento. No permiten hacer transferencias a elementos anchos y sin espacio libre inferior, como son las bañeras convencionales

  • Grúas móviles con arnésCaracterísticas: Poseen una base que permite su apertura para poder acercarse a elementos anchos, tales como las sillas de ruedas. La persona va suspendida en el arnés.
    Los sistemas de elevación normalmente son por mecanismo hidráulico o eléctrico.
    Existen varios modelos o tallas de grúas en función del peso que soporte la grúa. Normalmente, los modelos menores soportan pesos de 120 kg y los más grandes de hasta 250 kg.
    Indicadas para: Personas con movilidad ausente o reducida en las piernas y personas de peso elevado. Permiten una amplia variedad de transferencias, cogiendo al sujeto en la posición de sentado o de acostado y dejándolo en cualquiera de estas dos posiciones. Habitualmente, los modelos permiten recoger a una persona del suelo.
    Ventajas: Permiten hacer transferencias en cualquier sitio al que se pueda acceder y donde haya espacio suficiente para maniobrar. En casas con ducha adaptada o una bañera elevada y una sola grúa se pueden hacer prácticamente todas las transferencias. Los modelos con sistemas de elevación eléctricos necesitan menos esfuerzo por parte del asistente para elevar a la persona.

 

  • Grúas móviles para la transferencia de personas en posición incorporada
  • Grúas móviles con camilla
  • Grúas móviles con asiento rígido

 

  1. Grúas fijas

Estas grúas se caracterizan por estar ancladas, mediante un soporte, al suelo o a la pared. No ocupan mucho sitio y suelen pesar poco. Su uso está restringido normalmente a realizar determinado tipo de transferencias en una localización, aunque existen modelos que permiten utilizarlas en distintas localizaciones.

Los mecanismos de elevación pueden ser hidráulicos o eléctricos, presentando las mismas características que los de las grúas móviles.

La ventaja fundamental de este tipo de grúas es que están allí donde se necesitan y ocupan poco espacio. Determinados modelos de grúas fijas permiten que sea la propia persona que va a realizar la transferencia la que accione la grúa, siempre que se disponga de suficiente fuerza en los brazos.

 

  • Grúas fijas de propósito general
  • Grúas fijas de bañera
  • Grúas fijas de piscina
  • Grúas fijas al automóvil

 

  1. Grúas de techo

Son grúas que están fijas al techo o suspendidas mediante una estructura. Constan de dos mecanismos, uno de desplazamiento a través de la estructura y otro de subida y bajada de la persona con discapacidad.

Las ventajas fundamentales de este tipo de grúas son que, al ir por el techo, no interfieren con el mobiliario y que facilitan el traslado sin esfuerzo para el acompañante, dado que la mayoría de modelos lo realizan de forma motorizada.

Los principales inconvenientes son que únicamente permiten hacer transferencias en el interior de las zonas en las que están instaladas y que la posibilidad de instalación depende de las características arquitectónicas de la habitación de que se trate. Son caras y tienen tendencia al balanceo por lo que pueden producir sensación de inseguridad.

 

Arneses

La selección del arnés es un paso importante para un adecuado uso de la grúa. Existen varios tamaños o tallas (pequeña, mediana o grande) para casi todos los modelos. El material de fabricación es muy variado. Entre otros hay materiales plásticos y textiles, como nailon y loneta. Existen también los arneses de borreguito, cada vez menos utilizados.

La selección del tipo de arnés más adecuado va a estar condicionada por el tipo de uso previsto y por las características funcionales (control de tronco o de cabeza) y antropométricas del usuario (anchura de espalda, caderas y peso). La talla del arnés debe ser la correcta.

La comodidad y la sensación de seguridad del usuario cuando es transferido dependen, en gran medida, del tipo de arnés utilizado. La elección del tipo de arnés es fundamental para un funcionamiento correcto y satisfactorio de la grúa. El diseño del arnés determina la facilidad y tiempo para hacer la transferencia.

Es importante que el arnés sea lavable, los arneses de plástico son de fácil limpieza y secado. En el caso de que la grúa se vaya a usar en un centro sociosanitario, puede ser muy importante que sea desinfectable. Los métodos previstos de lavado o desinfección, en su caso, deben estar especificados con claridad en las instrucciones del fabricante.

Es necesario asegurarse de que el modelo de arnés utilizado es siempre compatible con el modelo de grúa.

 

  • Arnés tipo hamaca

    Características: Ofrecen apoyo para toda la columna vertebral o para buena parte de ella. Existen modelos que se colocan por debajo de las axilas y otros que envuelven a la persona que se va a transferir. Algunos modelos presentan también apoyo para la cabeza. Existen modelos por apertura de evacuación, con piernas separadas o piernas juntas.
    Indicado para: Personas con regular o mal control de tronco (en los modelos que disponen de apoyo para la cabeza, también para personas con bajo control cefálico).

  • Arnés universal o de apoyo dorsolumbar

    Características: Consiste en una pieza con forma de U en la que la persona que va a ser transferida apoya la zona lumbosacra.
    Indicado para: Personas con buen control de tronco y cabeza.
    Hay que tener en cuenta que algunas combinaciones de arnés lumbosacro y percha no evitan el “efecto navaja”, por lo que deben tener en cuenta sus riesgos.

  • Arneses especiales

    Existen diseños para aplicaciones específicas.

    » Arneses para uso en grúas en posición incorporada.
    » Arneses amputados.
    » Arnés a medida para personas con deformidades importantes o con peso muy elevado.

Información a tener en cuenta:

  • Antes de utilizar la grúa por primera vez es conveniente poner a cargar las baterías al menos durante 5 horas. No cargue las baterías de una grúa en un baño o ducha.
  • Compruebe el funcionamiento del botón rojo de parada de emergencia (A); con la grúa subiendo o bajando, si lo pulsa ésta se debe parar.
  • Antes de proceder a usar su grúa deberá hacer las comprobaciones iniciales previas a su uso que aseguren su correcto y seguro funcionamiento.
  • Compruebe que el peso del paciente no excede el peso máximo que puede elevar la grúa y el que puede soportar el arnés.
  • Maniobre la grúa empujando de las asas o empuñaduras y nunca lo haga empujando la columna, el brazo de elevación o al paciente. Realice el traslado del paciente con las patas de la grúa en posición cerrada y con el brazo de elevación a una altura lo más baja posible.
  • Las grúas han de manejarse con suavidad en los traslados del paciente y manteniendo una velocidad de desplazamiento adecuada a la situación.
  • Circule con la grúa sobre suelos lisos y llanos.
  • No deje nunca a un paciente solo en la grúa.
  • No utilice un arnés deteriorado o gastado y compruebe que la talla y características sean adecuadas para el paciente. Ajuste el arnés según se indica en sus instrucciones de uso del mismo.
  • La limpieza de la grúa se deberá hacer con un paño humedecido con un producto destinado a la limpieza de muebles o similar que no contenga disolventes que puedan dañar el recubrimiento de la grúa. Evite poner en contacto los elementos eléctricos de la grúa con el agua.

 

UTILIZACION Y MANTENIMIENTO.

  1. La grúa dispone de ruedas giratorias; las traseras cuentan con freno que bloquea tanto su giro como la rodadura. El freno se activa y desactiva con el pie mediante una palanca.

Recomendamos no frenar las ruedas cuando se levanta al usuario, para permitir que la grúa se mueva hacia el centro de gravedad cuando se levanta al paciente desde una silla, cama o cualquier objeto estacionario, mientras a la vez la sujetamos por las asas o empuñaduras.

  1. La apertura de la base, para facilitar por ejemplo la entrada de la silla de ruedas, se realiza presionando con el pie sobre el lado adecuado del pedal, o eléctricamente pulsando el botón adecuado en la botonera.

Se recomienda engrasar periódicamente todas las partes de la grúa en las que hay movimiento, lo que mejora su funcionamiento y evita posibles desgastes de las piezas por el uso diario. Evite que se acumule suciedad en el eje y en los rodamientos de las ruedas. Compruebe periódicamente el estado de apriete de tornillos, tuercas, etc. así como la aparición de posibles holguras entre los distintos elementos de la grúa. No es conveniente emplear la grúa en recintos o lugares con un alto grado de humedad (cerca del mar, piscinas cubiertas, etc.) o en ambientes corrosivos que puedan afectar a sus componentes, a menos que la grúa esté específicamente fabricada para ello.

 

EQUIPO ELECTRICO.

  • Las grúas equipadas con baterías desmontables disponen de un sistema de descenso eléctrico de emergencia.
  • Las sucesivas puestas en funcionamiento de los motores consumen más batería, descargándola en menos tiempo.
  • Cuando NO utilice la grúa pulse el botón de parada de emergencia para evitar que las baterías se descarguen.
  • El alojamiento de las baterías dispone de unos orificios de ventilación que aseguran el necesario y correcto aireamiento de este espacio. Esta ventilación no debe ser bloqueada o cubierta. Las baterías deben ser reemplazadas después de 4 años, quizá antes dependiendo del tipo de uso.
  • Fuertes y frecuentes descargas reducen la vida de la batería. Para una vida óptima de la batería deberán recargarse tan a menudo como sea posible.
  • El tiempo de recarga oscila entre 5 y 8 horas.
  • Si utiliza la grúa a diario es conveniente recargar la batería por las noches. La caja de control cuenta con un dispositivo automático que la desconecta del cargador cuando ha recuperado su carga. Recomendamos no realizar más de 15 movimientos seguidos sin poner a cargar las baterías.
  • Las baterías de equipos que no se usen habitualmente deberán recargarse al menos cada 3 meses, de lo contrario podrían averiarse como consecuencia de su propia auto-descarga.

 

Si no sigue los consejos anteriores la batería se puede descargar hasta un nivel que no le permita recuperar su carga óptima o incluso puede quedar inoperativa.

 

  • RECARGA EN GRÚAS CON BATERÍAS FIJAS. La caja de control cuenta con un sistema de alarma que suena cuando la batería se encuentra aproximadamente al 50% de su carga; momento en el que es imprescindible recargarla de inmediato.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *