como elijo el mejor calzado para mis pies

¿CÓMO ELIJO EL MEJOR CALZADO PARA MIS PIES?

Nuestros pies son una de las partes más importantes y que más se resienten de nuestro
cuerpo. Son la base que sostiene nuestra carga corporal y nuestro principal medio de
locomoción.
El calzado es el apoyo y la protección principal de nuestros pies, rodillas y espalda. Un zapato
no es solamente un elemento estético, por lo que a la hora de escoger uno u otro no debemos
atender únicamente a este criterio, sino que debemos tener en cuenta muchas otras
características.
Hace años el término “calzado ortopédico” o “calzado anatómico” nos sonaba a “calzado de lo
más feo y antiestético”, sin embargo, hoy día ya no existe ese problema gracias a grandes
firmas de calzado saludable de gran confort y diseño, como son Daimar o Calzamedi.

SÍ, UN BUEN CALZADO ES SINÓNIMO DE CALIDAD DE VIDA, PERO, ¿EN QUÉ TENGO QUE
FIJARME PARA COMPRAR UN BUEN CALZADO?

Hay características que todo calzado debería reunir de forma general para ofrecer la mayor
comodidad y bienestar a sus usuarios o usuarias, como es por ejemplo que posea una mayor
absorción de energía en la zona de los talones, explicaremos más adelante el porqué.
No obstante, cada pie puede tener características propias especiales, por ello, desde
Ortopedia Florencio queremos ayudarte a que reconozcas el calzado más adecuado según tus
necesidades.

6 CLAVES PARA ELEGIR EL MEJOR CALZADO

1. LO PRIMERO SON LOS PIES

Esto va a determinar todas las siguientes características. Hay muchos motivos por los que
adquirir un calzado ortopédico cómodo y de calidad, solo debes determinar cuál es tu
motivación:

  • Necesito un calzado cómodo para juanetes.
  • Mis pies padecen hinchazón o están normalmente inflamados.
  • Tengo dedos en garra o dedos en martillo.
  • Me cuesta sentir cómoda la zona del empeine, ya que la tengo muy pronunciada.
  • Mis tobillos son muy anchos o tienen una leve deformidad.
  • Necesito llevar plantillas ortopédicas.
  • Tengo síndrome del pie diabético.
  • Simplemente quiero ir muy cómodo/a con mis zapatos.

2. FÍJATE EN EL MATERIAL

El material es un punto fundamental a la hora de elegir un calzado cómodo, sobre todo si
padecemos alguna patología concreta.
Un calzado con pala elástica, o con lateral elástico, es ideal para juanetes (hallux valgus),
dedos en garra, dedos en martillo o deformidades leves del empeine.

El material es muy importante en un calzado para pie diabético
Debemos asegurarnos de comprar un calzado especial para el pie diabético. Debe ser un
zapato confeccionado en piel, u otro material, que sea transpirable, muy suave, flexible y que
no tengas costuras interiores que propicien heridas o rozaduras. También es esencial que se
trate de un calzado con gran capacidad interna, como veremos en el siguiente punto.
El síndrome del pie diabético es considerado como un factor de riesgo importante. Esta
afección suele darse en personas con un estado evolutivo de la diabetes avanzado, y cursa con
isquemia o problemas circulatorios en los miembros inferiores.
La falta notable de un adecuado flujo sanguíneo, propicia que cualquier mínima rozadura
tenga un tiempo de recuperación mucho más dilatado. De esta forma, la herida se encuentra
expuesta mucho más tiempo a las humedades de la zona y a posibles nuevas fricciones,
pudiendo ocasionar úlceras de mayor severidad, infecciones y, en los peores casos, necrosis.

3. PRESTA ANTENCIÓN AL ANCHO DE LA HORMA

Muchas veces no encontramos en las zapaterías convencionales el calzado con gran capacidad
interior que necesitamos. Y de hecho no son pocas las personas que padecen de pies muy
hinchados, que tienen alguna enfermedad que cursa con inflamación en los miembros
inferiores o problemas circulatorios (como el síndrome del pie diabético), o que simplemente
tienen una anchura mayor o que sufren de alguna deformidad leve en el empeine o los
tobillos.
Firmas como Daimar o Calzamedi elaboran calzados cómodos y de diseño pensando en este
tipo de pies, por eso cuentan con baremos de anchos especiales como el ancho 15, el ancho
16 o, incluso, el extraordinario ancho 20.
En Ortopedia Florencio puedes ver las tablas de medida con ancho y largo de cada calzado
para que no te equivoques en tu compra.

4. TEN EN CUENTA QUE LA SUELA ES EL PRINCIPAL SOPORTE

El material y el grosor de la suela son primordiales. Lo ideal es que se trate de un material
antideslizante y ligero, como es la goma de poliuretano o el polímero de EVA. Cuanto menos
pesa el calzado, menos esfuerzo realizamos durante la deambulación, por lo que nos resulta
mucho más confortable ya que reducimos la fatiga muscular.
En cuanto al grosor, es importante que cuente con una cuña de entre 2 y 4 centímetros, para
que ofrezca así una mayor amortiguación y absorción de impactos en el área de los

calcáneos, puesto que estos son los huesos de los talones que más parte de nuestro peso
soportan cuando nos encontramos en bipedestación.

5. NECESITO PONERLE MIS PLANTILLAS ORTOPÉDICAS

Sobre todo en el calzado de verano es donde más nos cuesta encontrar un zapato al que
podamos incorporarle nuestras plantillas ortopédicas sin que queden antiestéticas
visualmente.
Daimar y Calzamedi son dos firmas de reconocida trayectoria profesional en el diseño y
confección de sandalias ortopédicas con plantillas extraíbles. En Ortopedia Florencio puedes
encontrar una amplia variedad de modelos de estas firmas.
Lo bueno de las sandalias de Daimar y Calzamedi es que están pensadas para alojar nuestras
plantillas ortopédicas sin que se desplacen al caminar ni se perciban visualmente, ya que
disponen de un espacio interno especial que las plantillas extraíbles liberan al retirarse.

6. CIERRES DE GRAN ADAPTABILIDAD

Los cierres también forman parte de las premisas a tener en cuenta, ya que son los que se
encargan de mantener la sujeción y estabilidad del pie dentro del calzado.
Los cierres regulables de velcro son los más idóneos para ajustar el zapato a la morfología de
cada pie sin oprimirlo. Un cierre de correa con agujeros prefabricados no siempre se adapta
bien a todas las personas, puede que en un agujero quede el calzado demasiado holgado y en
el siguiente excesivamente justo.
También hay que tener en cuenta la facilidad de calce que ofrece el velcro y el número de
cierres con los que cuenta el zapato concreto, ya que, a más cierres, más adaptabilidad. Por
ejemplo, las sandalias ortopédicas de verano de Daimar y Calzamedi suelen contar con 2 y 3
velcros que facilitan el ajuste en las zonas principales: dedos, pala y tobillo.

Esperamos que este artículo te haya gustado y te haya servido de ayuda. En Ortopedia
Florencio sabemos lo importante que es la comodidad y el desahogo de nuestros pies.
Recuerda que siempre puedes contactar con nosotros a través del correo
info@ortopediaflorencio.com o llamarnos al 868 915 558. Resolveremos tus dudas
encantados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *